La carbonoterapia o peeling con carbón activo: ¿por qué es el tratamiento de moda?

La carbonoterapia es uno de los tratamientos del momento en cuidado del rostro, y es que se trata de un novedoso peeling que combina los beneficios del carbón activado con un preciso sistema láser que actúa sobre las partículas de la mascarilla.

¿En qué consiste el tratamiento?

Se trata de un tratamiento facial no invasivo que combina una mascarilla de carbón activo con un láser totalemente indoloro que actúa sobre las partículas del carbón. Gracias a este peeling podemos tratar diversas afecciones cutáneas e imperfecciones de la piel de forma rápida y eficaz.

Para este tratamiento se utiliza la tecnología láser Q-Switched, que consigue disminuir la producción de sebo, descongestionar y exfoliar la piel y dejarla más limpia y tersa. La potencia del láser es capaz de actuar sobre la melanina de la piel, destruyendo pequeñas manchas y dejando un rostro más uniforme. Al actuar sobre las partículas del carbón de la mascarilla, éste elimina la piel muerta, la grasa y todas las toxinas existentes en el rostro.

¿Cuáles son las ventajas de la carbonoterapia respecto a otro tipo de peelings?

Limpieza en profundidad

La combinación de estos dos elementos, el carbón y el láser, genera una limpieza mucho más en profundidad que otro tipo de peelings, actuando sobre capas más profundas de la piel y eliminando muchas más células muertas.

Puntos negros y poros abiertos

La mascarilla de carbón se emplea especialmente en aquellos rostros que presentan poros abiertos. El láser calienta la piel del rostro matando las bacterias que producen la abertura y congestión de los poros. De esta forma no sólo se limpian los poros, sino que se ayuda a prevenir la producción de grasa.

Acné

Además de ayudar a reducir los poros abiertos, la mascarilla carbon laser peel también tiene un efecto anti-acné, gracias a la limpieza profunda del rostro y a la eliminación y prevención de producción de grasa.

Exfoliación y efecto lifting

Además de ayudar a reducir imperfecciones y eliminar acné y puntos negros, este tipo de peeling es perfecto para exfoliar en profundidad y conseguir un efecto lifting visible. Tras este tratamiento, la piel luce más limpia, más tersa, suave y brillante.