Pautas para fortalecer el sistema inmune frente a las enfermedades

Está demostrado que ciertos alimentos favorecen el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario y nos ayuda en la prevención de infecciones. Entre esos alimentos destacan los ricos en vitaminas A, B, C, D y E, así como aquellos con minerales como el zinc, el magnesio o el hierro.  La correcta ingesta de nutrientes esenciales tiene un impacto muy positivo en la defensa de nuestro organismo.

¿Qué pautas debemos seguir entonces para mantener nuestro sistema inmunológico fortalecido? A continuación os dejamos una serie de consejos para seguir en vuestra dieta diaria.

  • Seguir una dieta rica en vitaminas minerales.
  • Aumentar la ingesta de vitamina D para incrementar las defensas, evitando no solo el posible contagio, sino también sus posibles complicaciones. Contienen Vitamina D alimentos como el salmón, las sardinas, el atún, la leche o alimentos enriquecidos con esa vitamina como el huevo entero.
  • Ingerir alimentos ricos en vitaminas del grupo B, que ayudarán a la maduración de células defensivas, siempre que mantengamos unos niveles adecuados en nuestro organismo. También ayuda en la recuperación del enfermo que se contagia, mejorando el cansancio y favoreciendo su restablecimiento. Alimentos del grupo de carnes, pescados, lácteos, legumbres u hortalizas verdes.
  • Es muy importante cuidar todos los días el aporte de vitamina C, ya que ésta estimula las defensas evitando las infecciones, principalmente a nivel del aparato respiratorio, que es un punto de entrada de virus. Se recomienda consumir frutas cítricas, pimientos, cebolla o brécol.
  • Mantener los niveles adecuados de vitamina A, presente en la zanahoria, y la vitamina E, muy presente en el aceite de oliva, aguacate, frutos secos, favorece que los glóbulos blancos estén en perfecto estado para combatir los virus.
  • Ingerir siempre alimentos ricos en fibra como la patata, los espárragos, las manzanas, las uvas o los arándanos. Esto reforzará nuestra inmunidad a nivel intestinal.
  • El zinc, el magnesio, el fósforo y el hierro son vitales para que las defensas actúen correctamente. Alimentos de este tipo son los frutos secos y las legumbres.
  • Descansar correctamente entre 7 y 8 horas permitirá al organismo elevar la producción de melatonina, importante para aumentar nuestras defensas.
  • Evitar estrés y hacer ejercicio físico a diario.

Todos estos consejos ayudarán a mantener tu sistema inmunitario fuerte, ayudando en la prevención y recuperación de enfermedades como el propio COVID-19. Además, estas pautas ayudarán a sentirse bien por fuera y por dentro y mantener una correcta salud física y mental.