5 aplicaciones de INDIBA Deep Care que no conocías

Son ya muchas las personas que deciden apostar por INDIBA para tratar diversas afecciones, y estamos seguros de que habrás oído hablar de esta tecnología en más de una ocasión, pero ¿sabes para qué se utiliza?

-     En tratamiento postoperatorio

 La utilización de INDIBA Deep Care en los procesos postoperatorios se ha hecho cada vez más habitual y recomendado por doctores, y hace que los pacientes puedan volver a su vida normal de forma más rápida, a la par que minimiza las molestias. INDIBA actúa como antiinflamatorio y acelera la cicatrización.

 Además, esta tecnología sirve para mejorar los resultados obtenidos en diversas operaciones estéticas como las liposucciones, las operaciones mamarias o abdominoplastias.

-     En tratamiento de estrías y cicatrices

 Puede que esta aplicación no sea una de las más conocidas, pero sin duda se está haciendo cada vez más demandada por los pacientes. INDIBA Deep Care ayuda a regenerar los tejidos y aumenta la producción de elastina y de colágeno, gracias al aumento de temperatura controlada. Este tratamiento ayuda a reducir las estrías y cicatrices a la par que fomenta la hidratación de la piel.

-     Para combatir celulitis y flacidez

 Una de sus aplicaciones más conocidas es sin duda la de combatir la celulitis y flacidez en distintas zonas corporales. La elevación de temperatura consigue mejorar el flujo sanguíneo, activando la circulación y mejorando la celulitis edematosa, adiposa y fibrosa. Además, su aplicación genera una piel más tersa y uniforme al reparar los tejidos.

-     Para reducir arrugas y bolsas faciales

Las aplicaciones de INDIBA Deep Care son muy variadas, y no podía faltar entre sus usos la aplicación facial. Al tratar la piel del rostro con esta tecnología, podemos corregir arrugas y líneas de expresión, bolsas en los ojos, flacidez en la cara, el cuello y el escote y reavivar la luminosidad facial para eliminar su opacidad. Además, también mejora la textura de la piel, alisándola y tersándola.

-     En tratamiento del dolor

 Otro de los usos de INDIBA Deep Care es el tratamiento del dolor localizado. Aunque no sea una de sus aplicaciones más comunes, sí es una de las más agradecidas, ya que trata el dolor de manera focalizada, actuando sobre la zona de manera eficiente y reduciendo notablemente las molestias del paciente. Se emplea a menudo después de operaciones en las que se han realizado puntos de sutura, o en tratamiento del dolor postparto.

Además, INDIBA Deep Care mejora y potencia los resultados de otros tratamientos, sirviendo de complemento para los mismos, como los tratamientos de eliminación de arrugas o los rellenos con ácido hialurónico. También sirve como complemento de tratamientos dermatológicos que tratan problemas de acné, rosácea o dermatitis.